5 dolores corporales que no debes ignorar y cómo lidiar con ellos

Si una parte del cuerpo duele, es un indicador de un problema subyacente. Presta atención a lo que te dice tu cuerpo y busca el tratamiento adecuado.

¿Has estado ignorando ese persistente dolor de rodilla? ¿O estás notando que tu padre está pasando por dolores debilitantes? Un dolor leve puede no parecer alarmante al principio, pero si se descuida durante un período prolongado de tiempo, puede convertirse rápidamente en algo más serio.

El dolor es un daño real o potencial de los tejidos que provoca una experiencia sensorial y emocional desagradable. Es una de las razones más comunes por las que las personas visitan a un médico o consultan a un fisioterapeuta. Es posible que se sorprenda al saber que el dolor crónico afecta a más personas que afecciones como las enfermedades cardíacas, la diabetes y el cáncer.

dolor de rodillaEl dolor de rodilla es común, pero no lo tomes a la ligera. Imagen cortesía: Shutterstock

A medida que envejece, comienzan a surgir una serie de problemas menores. Desde dolores articulares hasta dolor de cadera, cualquier forma de dolor agudo o crónico debe tratarse a tiempo para asegurarse de que no se agrave.

Hay algunos dolores comunes relacionados con la edad que no debe ignorar, ya sea que los esté sufriendo usted o un anciano en casa.

Dolores que no debes ignorar

1. Dolor de espalda

A medida que uno envejece, la rigidez y el dolor en la parte inferior de la espalda es un problema común del que la mayoría de las personas se quejan. El dolor lumbar relacionado con la edad es causado principalmente por desgaste, cambios degenerativos en los discos, degeneración articular y otras causas como disminución de la densidad ósea, menor elasticidad de los músculos y ligamentos.

Si experimenta dolor en la parte inferior de la espalda, es importante buscar ayuda a tiempo y consultar a un médico y a un fisioterapeuta que pueda evaluar su condición y brindarle la orientación adecuada. Si bien no es posible evitar por completo los dolores relacionados con la edad, aquí hay algunas medidas preventivas que puede tomar

* Hacer ejercicio regularmente: Comenzar a hacer ejercicios regulares desde el principio puede ayudarlo a prevenir los dolores relacionados con la edad. Cuando tenga 40 años, asegúrese de reservar algunas horas todos los días para caminar o hacer una sesión de yoga. Estas pequeñas acciones pueden marcar una gran diferencia en su calidad de vida a medida que envejece.

* Consulte a un fisioterapeuta regularmente: A medida que envejece, sus músculos y articulaciones se debilitan. Antes de que cualquiera de sus problemas menores empeore, busque una consulta y trabaje para fortalecerse con la ayuda de un fisioterapeuta. Hemos trabajado con varios pacientes mayores de 60 años que han podido minimizar las caídas relacionadas con la edad y otros dolores musculares gracias a la consulta regular con un fisioterapeuta.

tratamiento del dolor de espaldaEl dolor de espalda puede ser uno de los síntomas más comunes de la osteoporosis. Imagen cortesía: Shutterstock

2. Dolor de rodilla

El dolor de rodilla puede ser muy doloroso y también puede limitar los movimientos naturales. La obesidad, la fatiga muscular debido al desgaste, la artritis y la falta de apoyo articular debido a la debilidad de los músculos son algunas de las causas comunes del dolor de rodilla. La intervención temprana es la clave para controlar mejor el dolor de rodilla. Estos son algunos de los síntomas a tener en cuenta

* Dolor persistente en la rodilla
* Incapaz de doblar o enderezar la articulación de la rodilla
* Dificultad para poner peso sobre la rodilla al estar de pie

3. Dolor de cadera

La cadera está conectada a la parte inferior de la espalda y los huesos de las piernas, y cualquier dolor en estas áreas puede causar dolor en la articulación de la cadera. En los adultos mayores, la osteoartritis y la artritis reumatoide son las principales causas del dolor de cadera. Provoca inflamación y destruye el cartílago que actúa como protección de los huesos de la cadera.

El dolor aumenta lentamente y provoca rigidez en la cadera e incapacidad para moverse con facilidad. Si sufre de dolor de cadera, no intente ningún ejercicio o medicamento en casa. Consulte inmediatamente a un médico y a un especialista en fisioterapia para que le recomienden el curso de acción correcto.

dolor de hombroEl dolor de cuello y hombros se puede evitar con el ejercicio adecuado. Imagen cortesía: Shutterstock

4. Dolor de hombro

El dolor de hombro puede ocurrir debido a un trauma repentino o puede aparecer gradualmente durante un período de meses y, a veces, años. La mala postura durante períodos prolongados o los movimientos repetidos por encima de la cabeza, como levantar objetos pesados ​​por encima de la cabeza, son algunas de las razones comunes detrás de una lesión en el hombro. Un dolor sordo en el hombro, debilidad en el brazo, dificultad para estirarse hacia atrás o levantar el brazo y sueño interrumpido son algunos de los síntomas habituales.

5. Espasmos/tirones musculares

La frecuencia de un espasmo muscular o un calambre aumenta a medida que envejece. El esfuerzo físico puede causar espasmos musculares repentinos y dolor intenso. Esto puede conducir a la incapacidad de funcionar normalmente durante unos días. Los espasmos musculares se pueden prevenir si se tiene cuidado. La mayoría de los espasmos musculares desaparecen en 2 o 3 días. Sin embargo, si su dolor dura más de unos pocos días, consulte a su médico.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.