6 consejos para desarrollar inmunidad durante la pandemia

La nueva variante de Covid-19 ha asegurado que el susto por la pandemia continúe. Pero al mejorar su inmunidad, puede mantenerse a sí mismo y a sus seres queridos protegidos.

Nuestro sistema inmunológico es la primera línea de defensa del cuerpo contra cualquier infección. La mayoría de las veces, este sistema inmunológico realiza un trabajo excepcional, protegiendo nuestro cuerpo de bacterias y virus que pueden causar daño. Sin embargo, a veces puede deslizarse, causando infección y problemas de salud. En tiempos de una pandemia mundial como la del Covid-19 donde debemos proteger nuestro cuerpo de la propagación de una infección viral, este sistema inmunológico es cardinal.

Para una buena salud, debemos fortalecer nuestro sistema inmunológico. El reto está en cómo lograrlo. Para lograr este objetivo, debemos recordar que es un sistema, lo que implica que es parte del todo. En otras palabras, no podemos fortalecerlo de forma aislada. Para fortalecer nuestro sistema inmunológico, debemos trabajar en nuestra salud en general. Los cambios en nuestra dieta y estilo de vida pueden ser fundamentales para lograr este objetivo.

Aquí hay 6 consejos que pueden ayudar a mejorar su inmunidad en tiempos como el del Covid-19:

1. Mantén una dieta equilibrada

Tu cuerpo necesita una dieta equilibrada para mantener una buena salud. Eso significa incluir todos los grupos de alimentos en la cantidad adecuada. Una comida típica debe incluir carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales. Cada uno de estos nutrientes esenciales juega un papel importante en el mantenimiento de nuestra salud y el descuido de algún alimento en particular puede causar su deficiencia, lo que debilita el cuerpo. Por ejemplo, las grasas son necesarias para la absorción de nutrientes esenciales y para proteger nuestros órganos.

Una dieta equilibrada debe proporcionar alrededor del 50-60 por ciento de las calorías totales de los carbohidratos, preferiblemente de carbohidratos complejos, alrededor del 10-15 por ciento de las proteínas y del 20 al 30 por ciento de las grasas visibles e invisibles. Además, una dieta equilibrada debe proporcionar otros no nutrientes, como fibra dietética, antioxidantes y fitoquímicos, que otorgan beneficios positivos para la salud.

2. Revisa tus suplementos multivitamínicos

Las vitaminas y los minerales juegan un papel crucial en nuestro sistema inmunológico. Las vitaminas A, C, E y D son algunas de las vitaminas más críticas que nuestro sistema inmunológico necesita. Estas vitaminas contienen poderosos antioxidantes que protegen el cuerpo contra los radicales libres que causan daño celular, al tiempo que fortalecen el sistema inmunológico. Un estudio mostró que la vitamina C puede ayudar a prevenir infecciones virales como el resfriado, acortar el curso de la enfermedad y prevenir complicaciones.

Covid-19 e inmunidadLas multivitaminas no deben omitirse nunca. Imagen cortesía: Shutterstock

El ácido fólico, el hierro, el selenio y el zinc son otros nutrientes esenciales que necesitamos para fortalecer nuestro sistema inmunológico. Sin embargo, estas vitaminas y minerales no son producidos por el cuerpo y, por lo tanto, deben ingerirse regularmente en los alimentos. Los suplementos multivitamínicos son una de las formas más prácticas de complementar su dieta.

3. Duerme lo suficiente

El cuerpo humano necesita de siete a ocho horas de sueño profundo para funcionar correctamente. En su búsqueda por fortalecer su sistema inmunológico, no socave la importancia de un horario de sueño consistente y suficiente. . Esto ayuda a estimular la respuesta inmunológica del cuerpo, combatir infecciones y frenar la inflamación. Además, es cuando estamos durmiendo, el cuerpo crea y libera glóbulos blancos, que son herramientas imprescindibles para reducir las posibilidades de contraer enfermedades.

4. Mantén el estrés a raya

En los últimos años, se ha puesto gran énfasis en comprender la conexión entre la mente y el cuerpo. Condiciones como el estrés no solo empañan su espíritu sino que también tienen un impacto perjudicial en su bienestar. Independientemente de su causa, el estrés provoca la producción de cortisol, un elemento que suprime el sistema inmunológico. Reduce la capacidad del cuerpo para protegerse a sí mismo. Además, dificulta los linfocitos presentes en la sangre y dificulta la comunicación entre los glóbulos blancos. El yoga y la meditación son formas prometedoras de canalizar tus pensamientos y evitar el estrés. Incluso puedes salir a caminar y escuchar algo de música, ya que todas estas actividades relajan tanto la mente como el cuerpo.

Covid-19 e inmunidad¡El estrés no vale la pena! Imagen cortesía: Shutterstock

5. Mantente hidratado

Es un hecho bien conocido que uno debe beber al menos 2 litros u 8 vasos de agua al día. Un líquido maravilloso, el agua tiene una gran cantidad de beneficios. Un sistema inmunológico robusto es una de las principales ventajas de consumir grandes cantidades de agua. El agua también ayuda a eliminar las toxinas y otras sustancias nocivas del cuerpo. Incluso si sufres alguna dolencia, es recomendable beber la mayor cantidad de agua posible. Puedes añadir unas hojas de menta o exprimir un limón para variar.

6. Di no a fumar

Un hábito muy dañino, fumar tiene efectos desastrosos en su cuerpo. Fumar incluso daña nuestros pulmones. Altera el equilibrio de su sistema inmunológico, dejándolo en un estado frágil, incapaz de combatir cualquier enfermedad o infección. Según varios informes de investigación, incluso desencadena trastornos autoinmunes, en los que el sistema inmunitario funciona mal y comienza a dañar las células y los tejidos sanos del cuerpo. Aunque dejar este hábito requiere una determinación sincera, incluso puede ayudarse de varios productos como chicles antitabaco, parches de nicotina, pastillas y otros.

Al hacer algunos cambios en el estilo de vida, puede tener un sistema inmunológico saludable. Tome decisiones que promuevan su bienestar y no dañen su inmunidad.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.