Cómo cuidar a un niño con autismo

Un niño siempre es especial. Por lo tanto, para crear conciencia en el Día Mundial del Autismo, aquí hay algunas formas de cuidar a un niño con autismo.

Como padre, enterarse de que su hijo tiene o podría tener un trastorno del espectro autista (TEA) puede ser una experiencia desafiante. Habrá muchos pensamientos y preocupaciones sobre el futuro y, al mismo tiempo, cosas que debes hacer para asegurarte de que tu hijo no sufra. Si bien entendemos que un diagnóstico de TEA puede parecer muy difícil, los avances en este campo han recorrido un largo camino. Considerando eso, incluso una persona que ha sido diagnosticada con esta condición puede vivir una vida larga y saludable.

Estas son cinco formas en las que todos los padres pueden ayudar a un niño con utismo:

1. No esperes a un diagnóstico definitivo

Si un niño muestra algún síntoma de ASD o retrasos en el desarrollo relacionados, lo mejor que puede hacer es comenzar el tratamiento lo antes posible. Nunca espere a ver si su hijo se pondrá al día más tarde o superará el problema. Tampoco es necesario un diagnóstico oficial. Cuanto antes comiencen los niños con autismo su proceso de tratamiento, mejores serán los resultados. La intervención temprana es la forma más rápida y eficaz de mejorar el desarrollo de un niño y reducir los síntomas del autismo con el tiempo.

2. Dale estructura y estabilidad a tu hijo

La consistencia es fundamental en la vida de un niño con autismo. Los niños con esta afección generalmente tienen dificultades para aplicar lo que han aprendido en un entorno (como la escuela o el consultorio del terapeuta) en otros como el hogar. Por ejemplo, un niño puede usar el lenguaje de señas para comunicarse en la escuela pero no en casa. Por lo tanto, crear coherencia en el entorno de aprendizaje es muy importante, ya que les ayudará a reforzar el mismo comportamiento en todos los lugares.

autismoNo aísle a los niños con autismo. Imagen cortesía: Shutterstock

Una excelente manera de hacer esto es entender por parte del terapeuta lo que se le está enseñando al niño y hacer lo mismo en casa o enseñarle al niño las mismas cosas en diferentes entornos/lugares. Es igualmente fundamental que los padres sean consistentes en la interacción con el niño y enfrenten los comportamientos desafiantes, como las rabietas y el mal comportamiento.

3. Premie el buen comportamiento

Los refuerzos positivos son importantes para cualquier niño y más aún para los niños con TEA, así que trate de recompensar todas las cosas que están haciendo bien. Felicítelos por su excelente comportamiento o cuando aprenden rápidamente una nueva habilidad. Darles una calcomanía o dejar que jueguen con su juguete favorito también son formas excelentes de recompensar el comportamiento apropiado.

4. Sea parte de un grupo de apoyo para padres que tienen niños con autismo

Si aún no lo ha hecho, únase a un grupo de padres que apoye a los niños autistas. Hará conexiones invaluables que lo ayudarán a abordar los aspectos desafiantes de la crianza de un niño con esta afección. Es una buena idea buscar padres de niños con el nivel de autismo de su hijo para que puedan compartir la experiencia juntos, donde puedan aprender cosas nuevas y al mismo tiempo encontrar apoyo para los momentos difíciles.

niños con autismoEl papel de la nutrición no se puede enfatizar lo suficiente cuando se trata de tratar el autismo. Imagen cortesía: Shutterstock

5. Preste atención a las sensibilidades sensoriales de su hijo

La mayoría de los niños con autismo son hipersensibles a la luz, el sonido, el tacto, el gusto y el olfato. Algunos niños son “infrasensibles” a los estímulos sensoriales del otro espectro. Es crucial determinar qué imágenes, sonidos, olores, movimientos y sensaciones táctiles desencadenan los comportamientos “malos” o disruptivos de su hijo. ¿Qué ambiente hace que se comporten apropiadamente? ¿Qué encuentra su hijo estresante y qué le tranquiliza? Cuando comprenda lo que afecta a su hijo, estará mejor posicionado para anticipar problemas, prevenir situaciones que causen dificultades y crear experiencias exitosas para su hijo y su familia.

En conclusión, recuerde que es muy importante que se cuide a sí mismo y a su salud como padre. El autismo es un maratón, no una carrera de velocidad: se lo deben a usted y a su hijo para estar completos, saludables y felices, así que asegúrese de hacer lo que sea necesario para llegar allí. Si se siente abrumado, pida ayuda y busque terapia si es necesario, ya que le brinda un lugar seguro para desahogar sus sentimientos sin lastimar a nadie.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.