Cómo superar el trastorno alimentario y la dismorfia corporal

Si lucha contra el trastorno de dismorfia corporal o un trastorno alimentario, puede combatirlo con una gran fuerza de voluntad.

La idea de la dismorfia corporal es que las personas están obsesionadas con su apariencia y creen que no son lo suficientemente buenas. Puede ser un trastorno en el que las personas piensan que están demasiado gordas o demasiado delgadas. También pueden tener un trastorno alimentario como anorexia o bulimia.

Puede ser difícil recuperarse de los trastornos alimentarios, pero hay formas de obtener ayuda. Una forma es a través de la terapia, que te ayuda a desaprender los pensamientos negativos sobre tu cuerpo y sanar el dolor emocional detrás de ellos.

dismorfia corporal¡Deberías amar tu cuerpo! Imagen cortesía: Shutterstock

El trastorno alimentario más común es la anorexia nerviosa. Este trastorno se caracteriza por la negativa de una persona a mantener un peso saludable, una imagen corporal distorsionada y un miedo intenso a aumentar de peso.

Los trastornos alimentarios no tienen que ver solo con la comida y el peso. También tienen que ver con el perfeccionismo, el control y el deseo de aprobación de los demás. Uno de los aspectos más desafiantes de la recuperación de un trastorno alimentario es aprender a desaprender lo que sabe sobre la alimentación, el peso y la imagen corporal.

Estos son algunos consejos que me han ayudado a recuperarme de mi lucha contra un trastorno alimentario:

1. Concéntrate en ti mismo

Concéntrate en quién eres en tu esencia y qué te hace sentir bien en tu propia piel. Aprender a liberar los mensajes del pasado para que puedas concentrarte en vivir el momento presente te ayudará a reconectarte con lo que significa ser humano. Encuentre una manera poderosa de ver su cuerpo como perfecto y de liberar cualquier sentimiento de vergüenza o culpa asociado con la comida o el peso corporal.

2. Desaprender las cosas que nos enseñaron sobre la comida y nuestro propio cuerpo

Podemos liberar la vergüenza dentro de nosotros siguiendo nuestra intuición, confiando en nosotros mismos y pidiendo ayuda. Podemos celebrar nuestros cuerpos, en lugar de menospreciarlos. Podemos ser compasivos con nosotros mismos y desafiar la cultura de la dieta y el ayuno. Sabed que sois suficientes tal como sois. Mantener una relación sana con la comida hace que ya no sea una obsesión, sino algo que nutre nuestro organismo y aporta alegría.

dismprfia corporalNo te obsesiones con tu apariencia. Imagen cortesía: Shutterstock

2. El lanzamiento

Los trastornos alimentarios y la dismorfia corporal son enfermedades mentales graves que a menudo se malinterpretan. Esto se debe a que las personas que padecen estas enfermedades las experimentan de diferentes maneras. Tienes que estar dispuesto a enfrentar con valentía tus miedos más profundos y oscuros e ir más allá de lo que crees que es posible. La liberación no es un esfuerzo pasivo; requiere un compromiso total. La liberación tampoco es una calle de sentido único. Este proceso está diseñado para retribuir, no solo en términos de liberación de energía, sino también en sanación, empoderamiento e iluminación. El apoyo adecuado para este trabajo es aquel que está comprometido con la transformación personal.

4. Aceptación

Es importante recordar que los trastornos alimentarios y la dismorfia corporal no solo afectan a la persona que padece la enfermedad. También afectan a quienes los rodean. Lo más importante que debe recordar al tratar de superar estos trastornos es que tiene una opción. Puedes vivir la vida como quieras y no dejar que tu enfermedad dicte tu vida. Cuando tienes un trastorno, es importante aprender a cuidarte proporcionando a tu cuerpo los nutrientes y el descanso que necesita. Puede comenzar caminando, meditando y reuniéndose con un entrenador o consejero profesional.

Lea también: ¿Poca confianza en su apariencia? Así es como puedes lidiar con eso

desorden alimenticioUn trastorno alimentario no es bueno para su salud mental. Imagen cortesía: Shutterstock

Para recuperarse por completo de cualquier enfermedad mental, necesita una comprensión de sí mismo y de lo que desencadena su trastorno. Por ejemplo, hay muchos desencadenantes como el estrés, la falta de sueño o el aburrimiento. Esté dispuesto a aceptar y aprender cómo reacciona su cuerpo a estos factores desencadenantes para saber cómo reaccionar cuando ocurren en escenarios de la vida real. Es importante que las personas se den cuenta de que son hermosas sin importar el tamaño o la forma que tengan.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.