¡Fuera! Si se trata de un desgarro de ligamentos, así es como debe tratarse

Un ligamento desgarrado puede ser doloroso y causarle problemas durante mucho tiempo. El diagnóstico y el tratamiento oportunos son la clave para la recuperación.

Los ligamentos son bandas gruesas, elásticas y fibrosas de tejido que conectan los huesos en las articulaciones. Unen los huesos, sostienen las articulaciones y controlan el movimiento. Las partes del cuerpo como el tobillo, el codo, los hombros, la muñeca y las articulaciones de la rodilla están rodeadas de ligamentos. Estos ligamentos son propensos a una lesión conocida como esguinces o desgarros de ligamentos, que se producen cuando una articulación se somete a una tensión superior a su rango habitual de movimiento. Y es importante que le des mucho cuidado a un desgarro de ligamentos para que te recuperes bien.

Los desgarros de ligamentos son comunes, especialmente en el caso de atletas o deportistas mientras se desempeñan en sus respectivos campos. Los ligamentos de la rodilla y el tobillo son los más afectados ya que están continuamente en uso y bajo estrés ya que soportan peso constantemente. Si tiene un ligamento completamente desgarrado, será necesario repararlo quirúrgicamente.

desgarro del ligamentoEl exceso de actividad física puede conducir a un desgarro del ligamento. Imagen cortesía: Shutterstock

Si bien un ligamento desgarrado parcial puede sentirse como una tensión significativa, un desgarro completo puede sentirse como un hueso fracturado. Los desgarros de ligamentos son frecuentes en los deportes y en el trabajo, pero también pueden ocurrir debido a accidentes.

Síntomas de desgarro de ligamentos a tener en cuenta

1. Sonido crepitante:

En el momento de la lesión, puede haber un ligero crujido o un chasquido que indica un desgarro en el ligamento.

2. Dolor e hinchazón:

Un desgarro de ligamentos puede ser extremadamente doloroso y sensible al tacto. Incluso se puede notar una ligera hinchazón o hematomas en el área afectada.

3. Movilidad limitada:

Después de una lesión de ligamentos, la capacidad de la articulación para moverse libremente puede verse restringida. Puede ser difícil soportar peso si la lesión está en el codo y caminar si se ha producido en el hueso del tobillo o en el hueso de la rodilla.

Lea también: Un estudio sugiere que las mujeres son de 3 a 6 veces más propensas a las lesiones de rodilla

desgarro del ligamentoUse un aparato ortopédico si el dolor es inmanejable. Imagen cortesía: Shutterstock

¿Cómo diagnosticar un ligamento desgarrado?

Se recomienda buscar la asistencia de un médico de inmediato una vez que se observen molestias o síntomas visibles de lesiones. Un médico ortopédico es el más adecuado para este diagnóstico y puede comprender el impacto de la lesión en un chequeo físico. Además, también se le puede pedir a uno que intente ciertas actividades leves, como doblarse, flexionarse, saltar, ponerse en cuclillas para determinar el alcance de la lesión. Una prueba de imagen como rayos X, resonancia magnética o ultrasonido puede confirmar el diagnóstico.

Lesiones frecuentes de ligamentos

Los ligamentos del tobillo y la rodilla son dos de los ligamentos que se lesionan con mayor frecuencia. Mientras que los ligamentos que conectan los huesos del tobillo están muy lesionados debido a una torsión de la articulación, un ligamento de la rodilla desgarrado puede ser causado por un movimiento de torsión repentino o un golpe directo en la rodilla debido a un accidente.

El hombro y la muñeca son otros ligamentos comúnmente lesionados. Los movimientos de los hombros, como lanzar una pelota o levantar pesas, son causas comunes de los ligamentos del hombro. La causa más común de un desgarro de ligamentos en la muñeca es una muñeca torcida, que ocurre cuando el reflejo extiende la mano para soportar una caída.

Lea también: Estos 6 estiramientos de yoga evitarán lesiones de entrenamiento al fortalecer sus músculos

¿Cómo tratar una rotura de ligamentos?

* Primeros auxilios:

Dentro de las primeras 72 horas, use un aparato ortopédico para mayor soporte o un vendaje para reducir la hinchazón, elevar la lesión y relajarse y no estar de pie. Se pueden recomendar muletas para algunos pacientes para ayudar a mantener el peso fuera de la rodilla lesionada.

* Medicamentos:

Para ayudar a reducir la hinchazón y el dolor, los médicos pueden recetar medicamentos de venta libre o recetados. Se pueden recetar inyecciones de esteroides para el área afectada si persiste el dolor intenso.

* Cirugía:

En caso de lesiones graves, se puede prescribir una cirugía para reparar el ligamento desgarrado. Durante este proceso, el ligamento cruzado anterior (LCA) dañado se reemplaza con tejido para crear un nuevo ligamento en su lugar después de una lesión en la rodilla, como una ruptura del LCA.

* Terapia física:

Después de que la lesión haya sanado, el médico podría recomendar fisioterapia para restaurar la rutina física. Un terapeuta recomendaría un par de sesiones a la semana con ejercicios suaves para practicar en casa.

fisioterapiaLa fisioterapia puede ser útil en caso de rotura de ligamentos. Imagen cortesía: Shutterstock

Ejercicio durante el desgarro del ligamento

Para evitar una lesión de ligamento desgarrado, se pueden hacer algunas cosas. Lo más importante es estirar y practicar actividades de fortalecimiento muscular. Los músculos que no son fuertes se compensarán en exceso, lo que provocará lágrimas. Fortalecer los músculos les permite actuar como amortiguadores. Antes de comenzar un entrenamiento, realice algunas actividades de calentamiento y enfriamiento. El ejercicio aumenta el flujo de sangre a los músculos, lo que reduce el riesgo de lesiones.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.